Ultimas Noticias

¿Y QUE TAL UN PARO NACIONAL?

 

Por: Luis A. CHÁVEZ

 

Cacerolazos en Argentina.

Cacerolazos en Argentina.

Si hay voluntad, todo es posible. En algunos países de América del Sur, Argentina por ejemplo, la sociedad entera sale a las calles para manifestarse por medio de las “caceroladas”, especie de batucada donde las amas de casa, sobre todo, portan ollas despostilladas para hacer un fenomenal escándalo con ellas; la idea es dejar plasmado su repudio ante determinada situación de gobierno y que ya se les ha hecho insoportable. En España, en Grecia, en Alemania, cuando la ciudadanía se manifiesta lo hace de manera masiva y, con estas protestas multitudinarias, dan marcha atrás los programas políticos que han servido, allá, para vergüenza. Se retoma el camino y es la ciudadanía la que ordena, como debe ser.

 

México es un país muy grande,  a como ya el tamaño del daño que el crimen le está haciendo desde hace algunos años y, esa presencia del mal ya es insostenible. Se habla de corrupción o de que los mismos mandos policíacos están coludidos con los asesinos es decir, un cáncer, parece ser incurable, que cubre los cuatro puntos cardinales del país.

 

No bastarían, aquí, “caceroladas” ni, pareciera, manifestaciones masivas de la sociedad habida cuenta de la apatía –mismo estado anímico que les conviene tanto a los criminales como a los políticos-, la indolencia y la indiferencia que el pueblo todo de México acostumbra.

 

Pero baste un ejercicio imaginario para darnos cuenta que, con voluntad nacional y ahora con esto de las llamadas “redes” (portadoras de una inmediatez de asombro) se podría lograr, tal vez, mucho: imaginar entonces que por acuerdo nacional empresas, escuelas, institutos, universidades, transportes, mercados, banca, oficinas, etcétera, un acordado lunes se fueran a paro nacional para exigir, de una buena vez por todas, alto definitivo al crimen dando una semana para que, la sociedad, viera resultados. De no haberlos, la próxima semana el paro nacional sería lunes y martes y, de la misma manera dar una semana para ver resultados. Luego paro nacional lunes, martes, miércoles… etcétera.

 

¿Usted cree, amable lector, que las autoridades, digámosle así, no lograrían erradicar al crimen? Cosa, nada más, de voluntad nacional, sin cacerolas.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*