Ultimas Noticias

SEÑOR DIRECTOR

Por: Luis A. CHÁVEZ

 

luisEl término Cultura, tan antiguo (Cultura Helénica, griega, etcétera) es amplio a medida que las épocas transcurren y aportan; adaptarse o morir. Hace algunos años una revista de edición norteamericana, Selecciones –como otras nacionales- restringieron su tamaño para abaratar costos. Las editoriales de libros buscaron también la manera y ahora se dedican a hacer “antologías” donde hasta Chencho Velorio puede mandar sus digamos poemas, y se los publican (junto con treinta desconocidos más) a cambio claro está, de un billete.

En lo personal y no me dejará mentir el maestro, amigo mío Luis Ortega, organizaba en Playa del Carmen, Quintana Roo, Encuentros Internacionales de Escritores y se nos hospedaba en hotel de 5 estrellas a más de 100 personas cada año. Se terminó porque un huracán devastó a Cancún y la partida económica para esos encuentros fue suspendida.

En provincia decir cultura es como decir garrapatas, pinolillos, ladillas; en estas pujantes, progresistas e industriales zonas donde nos tocó vivir y no en Inglaterra o en Francia (chauvinista Benito Juárez, no yo) la cultura es personal, haces lo que puedes y cómo puedes, pero tiene una ventaja: eres libre de hacer a tu acomodo lo que puedas, y se hace, lo hemos estado haciendo uf, ¡tiene años! Si el producto y el aporte ha sido bueno, ya se sabrá.

Crisis, adaptación entonces.

Me entero ahora que los Encuentros de Escritores, al ya no ser subsidiados por gobierno progresista alguno, sus organizadores han recurrido (que pena, que vergüenza, no por ellos sino por las pujantes autoridades) han recurrido ¡a tener que cobrarles a los participantes! Y me consta que, a la mayoría de esos Encuentros, todos bien intencionados lo digo en serio, los asistentes: A). – Sólo se leen entre ellos. B). – Casi nadie lleva más de quinientos pesos en la bolsa.

Ahora se cobra.

Ahora te aguantas.

Ahora…cultura.

Que pe-na.

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*