Ultimas Noticias

Penalizar el aborto, triunfo del clero

Gaudencio García Rivera

Es una aberración indignante para el derecho de las mujeres que el Poder Legislativo se convierta en parte de un  Estado confesional. Que los diputados locales hayan aprobado criminalizar a las mujeres por el derecho de abortar, es un retroceso en pleno silgo XXI.

Que el titular del Poder Ejecutivo, Javier Duarte, sea un ferviente católico no tiene ningún matiz censurable o que no guarde la cordura, pero si lo lleva y promueva a la vida pública está  violentando  el Estado  laico, consagrado en la Carta Magna. ¿Dónde quedó su neutralidad? ¿Por qué comprometió al estado?

Si Duarte concurre a misa para confesarse con los sacerdotes del culto católico, no tiene la menor importancia, es su libre albedrio, pero si celebra acuerdos o pactos en los sótanos del poder público con la cofradía clerical para garantizar el castigo a las mujeres por interrumpir el embarazo no deseado y a quienes la asisten, merece juicio político por atentar en contra del libre albedrio de las mujeres y los acuerdos internacionales.

El epílogo ocurrido el jueves 28 por los anodinos y serviciales diputados de la mayoría del PRI, sus satélites del PVEM y Nueva Alianza, así como los moralinos integrantes del PAN  de la LXIII Legislatura local, para reformar el artículo 4ª de la Constitución Política local con el objeto de ”garantizar el derecho a la vida del ser humano (sic)”, es un hecho inédito en Veracruz que se ha ganado la estulticia y la sevicia de la sociedad civil por ser un estado con profundas raíces liberales.

La controvertida reforma constitucional que plantea con una visión reduccionista “la defensa de la vida,  desde el momento de la concepción hasta la muerte natural, como valor primordial que sustenta el ejercicio de los demás derechos, salvo las excepciones previstas por ley (resic)”, no es todavía una victoria para el Estado cleptocrático duartista, ni para el clero conservador.

No hay que cantar victoria, echar campanas al vuelo o asumir posturas triunfalistas. Este ejercicio legislativo aprobado el jueves, en su segunda fase  tendrá que correrse a los 2012 municipios y ser avalado por 107 para ser aprobada en lo general y publicitada en la Gaceta Oficial, ha sido recriminado por las ONG’s, teólogos liberales y especialistas porque representa un retroceso de 180 grados. Su reforma  la van  a echar abajo.

En qué diablos estaría pensando el gobernador Javier Duarte –comprobado que es un enano mental por las decisiones más absurdas que ha tomado- cuando envío su iniciativa con proyecto de ley para penalizar el derecho de abortar a las mujeres a sus lacayos diputados de la LXIII Legislatura del estado, sin importarle un ápice las condiciones sociales de las mujeres y madres solteras.

¿Su actitud fue para congraciarse con la alta jerarquía eclesiástica, a cambio de indulgencias de monseñor Hipólito Reyes Larios para él y su familia por todo el desastre social que deja en Veracruz? ¿Y quién cargará las 19 ejecuciones de los periodistas durante su defenestrado régimen estatal que está en la víspera de concluir? ¿Crímenes de conciencia? ¿Sabemos que la vida de los periodistas le importa un bledo?

¿La indulgencia lo salvará de ir al infierno? El infierno terrenal, por supuesto, ya lo está viviendo en carne propia. Su cofradía empezó a darle  la espalda. Bueno, hasta su padrino y guía espiritual se deslindó de él. ¿Tú también Fidel? ¿Valió la pena convertir a Veracruz en un Estado confesional, disfuncional y vulnerar el laicismo?

Duarte perdió la brújula, convirtió el estado en un gobierno cleptocrático -un término de reciente acuñación, y  suele ser  usado  despectivamente para decir que un gobierno es corrupto y ladrón, según definición de la Enciclopedia Libre Wikipedia-, agravió a la sociedad civil con decisiones absurdas, estúpidas y bajunas que ningún gobernador en la etapa contemporánea había cometido.

El patíbulo político le espera el 1 de diciembre. Y todo parece indicar que no habrá misericordia para él y su horda de millonarios. ¡Nunca supo escuchar!

Francisco Navarrete no coordinó campaña de Tarek

Acusamos recibo de la familia del ganadero y contratista Francisco  Navarrete Serna de Tierra Blanca, donde  desmienten que él haya coordinado la campaña del actual diputado federal priista Antonio Abdalá Tarek o que haya tenido tratos políticos o de negocio.

Todo, dicen, es una infamia, una patraña orquestada en contra  de Paco, al igual que su ilegal detención el 24 de enero del año en curso, de su hijo y un amigo, acusados presuntamente de encabezar a nivel local el liderazgo del cártel de Jalisco Nueva Generación, a quienes se les responsabilizan de la desaparición y ejecución de los cinco jóvenes de Tierra Blanca.

La foto que circula en las redes de internet donde se aprecia Francisco Navarrete y Antonio  Abdalá, es una edición de grupos visibles duartistas para perjudicarlo, porque jamás hubo una relación personal y afectiva, a la que, por supuesto, le sacó ventaja el gobernador electo Miguel ángel Yunes Linares. Navarrete Serna insiste en ser víctima de una concertación política de un lamentable caso ajeno a su persona. Comentarios a gau41@hotmail.com

–oo0oo–

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*