Ultimas Noticias

NADA QUE VER CON EL ISLAM

Por Luis A. Chávez

Libros que se consideran sagrados: El Corán, que según los musulmanes fue dictado por Alá a Mahoma a través de Yibril (el arcángel Gabriel), El Talmud (literalmente “estudio, enseñanza”) es el texto principal del judaísmo rabínico. El Talmud ha influido la vida de los judíos quizá más que el Antiguo Testamento. La Torá, texto que contiene la ley y el patrimonio identitario del pueblo israelita,[] constituye la base y el fundamento del judaísmo; Biblias hay muchas y todos requieren exhaustivos estudios para regresar al punto de partida pues tales documentos son interpretados de diversa manera ya por una generación, ya por otra; aseveraciones no exentas de fanatismo, estadio amplio donde no se necesita ser analfabeta, ignorante o pobre para ver el degrado de esas interpretaciones que hacen literalmente degollar a semejantes sencillamente porque “son impuros”; rabinos judíos, estudiosos de sus libros, dan pormenorizadas y fehacientes (según ellos) versiones de Cristo y su madre tratándolos de manera impublicable:  escriba usted –en estas herramientas de prodigio- en YouTube, lo siguiente: Opinión de los judíos sobre Jesucristo. Y ya me dirá después de la blasfemia que, para ellos, no lo es.

Por supuesto, nada tenemos que ver con judaísmo ni el islam porque allá cada quien con sus creencias. A lo que quiero referirme es a la reciente noticias de tropas de diferentes nacionalidades entrando a la conquista de territorios ocupados por los terroristas, esos que gustan de subir videos donde aparecen degollando gente. Pertrechados con armas largas, imponiendo sus ideas “porque así lo dicen sus libros” y sobre todo barbados, al verse derrotados, perseguidos, han llegado al extremo, esos “valientes”, ¡de disfrazarse de mujeres! para evadir ser tratados igual. Al capturarlos, los vemos maquillados, boquita pintada y sobre todo rasurados, ya sin barba, pero ahora con vestimenta de mujer. ¿Son pues entonces guerreros de Alá?, ¿son bravos y valientes? Usted y yo ya sabemos lo que son. Recuerdo aquellas imágenes televisivas cuando las tropas de Anastasio Somoza, alrededor de 1979, salían prácticamente huyendo de la furia popular. También, imágenes de Gadafi siendo masacrado por el pueblo; o de Nicolae Ceaucescu, en Rumanía, fusilado ipso facto junto a su esposa y así, tantos otros dictadores criminales de lesa humanidad, necios, impíos cuyas “guardias presidenciales” ante la indetenible furia popular…huían.

Ahora, estos extremistas fanáticos que interpretan sus libros sólo a su conveniencia, de verdad dan risa verlos disfrazados de mujeres para tratar de evadir la cárcel –condenas perpetuas y un trato atroz en prisión- cuando no el odio de la población a la que tanto hicieron daño. Muy “valientes”, ajá.[]

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*