Ultimas Noticias

HECHOS PELOTAS

 

 

Por Luis A. CHÁVEZ

 

 

SONGO LE DIO A BORONDONGO

 

Luis A. Chávez.

Luis A. Chávez.

La ambición rompió el saco: Fidel –le han dicho hasta la saciedad los estudiosos de la política, comunicadores profesionales, la Prensa Internacional y la tía de las muchachas, de sus nexos con la delincuencia- propicia, arropa, consiente y propone, a duarte quién, como chivo en cristalería, ciego, necio, tonto y loco, cree que el tiempo es retenible y, aun así, no puede comprobar en dónde se invirtieron miles de millones de pesos; duarte contribuye, de manera efectiva, al deterioro eficaz de su partido y la canción yo no fui fue Teté, o aquella de Celia Cruz donde Songo le dio a Borondongo, Borondongo le dio a Bernabé, Bernabé le pegó a Muchilanga es, en el estado de Veracruz, un desaguisado al interior, una implosión donde el hartazgo de tantísima inseguridad y malas muertes, hacen que la ciudadanía voltee.

 

YUNES LINARES

 

Ni contigo ni sin ti. Miguel Ángel Yunes Linares sabe perfectamente que “tiene lo suyo”, que la gente no está del todo de acuerdo con él y, si ganó vamos a decir, es sencillamente porque no había más a quien irle. Aquel Satanás tricolor no entiende y van para casi 80 años de enriquecerse impunemente, ¿qué hacer?, ¿a dónde ir a quejarse de tantísima corrupción y mentiras constantes? (de Cuitláhuac nadie dice que no, pero está todavía en veremos, donde se colige que, el buen quehacer político como antecedente, ganado a pulso, es también definitivo como aval y él por lo pronto no lo tiene es decir, hay que seguir chambeando), de modo que no hubo de otra y una vez más esto es lo que se conoce como voto de castigo: Satanás sigue en declive y Beltrones anuncia que “hay que ver por qué y en dónde se falló”, es decir, un tío Lolo, grandecito ya.

 

VOX POPULI

 

Nadie, ninguno de ellos –aparte de ir a dormir a la Cámara, reventar sesiones y no regresar jamás a las comunidades cuando anduvieron en campaña prometiendo perlas y regalando mandiles- ha revisado la historia: todos los grandes, estos sí políticos, se han estrellado contra el imbatible muro del Pueblo que, cuando se cansa, se harta, dice ¡basta!, y nadie lo mueve de ahí. Ignoran entonces de los gorilatos y dictaduras fracasadas, todas, en centro y Sudamérica. En eso se convirtió “la dictadura perfecta”, donde tener el pinche poder acumula poco a poco pero con seguridad, puntos en contra: al final –y no acaban de entender pese a sus tantas triquiñuelas- el que manda y el que gana, siempre, es el Pueblo.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*