Ultimas Noticias

HAY NIVELES

“Cuando era pequeño, mi padre me dijo que se puede llegar lejos con una palabra amable. Pero yo aprendí que se puede llegar más lejos con una palabra amable y una pistola”.       Robert De Niro (“Los Intocables”)

 

Por Luis A. Chávez

 

Ni usted ni yo tenemos idea del origen multitrillonario de esos dineros llenos de sangre que conforman los emporios comerciales, educativos incluso, hoteleros y mil más donde adquirimos alimentos, ropa, calzado es decir no sabemos de dónde, cómo ni de qué manera se construyeron esos  edificios, esos centros habitacionales, tantas empresas. ¿Acaso esos dueños –de los que jamás sabremos, gozan de total impunidad, pasan ante la sociedad internacional como hombres de empresa y tienen multitud de filtros intocables así como nexos de muy alto nivel en el mundo de la política, militar y otros- acaso comenzaron sus enormes fortunas vendiendo paletas o tomates?, puede ser, pero la lógica nos dice que sólo a través de varias generaciones de vender cebollas o lechuga, es que lograrían tales cantidades de dinero para edificar verdaderos emporios libres de sangre es decir honestos.

Incluso en el cine hay constantes avisos, declarados, de cómo la mafia opera y crece. En una de tantas películas, protagonizada por los actores Denzel Washington y Walter Wahlberg, repiten lo que otros actores en guiones parecidos, por enésima ocasión, señalan: cómo, en los más altos niveles de gobierno –en este caso del guion de esa película- se ven involucrados en un robo de más de 40 millones de dólares al jefe de un cártel, dinero producto de las cuotas que los mafiosos pagan a la CIA para que esa agencia de inteligencia les deje usar sus aviones oficiales y puedan traficar droga.

En México desde hace muchos años este acuerdo entre mafia y gobierno ha existido es decir es una especie de teatro donde se combate al crimen, lo que también nos lleva a cuestionar que ese combate no tiene para cuando terminar ya que, al centro de los mismos aparatos policíacos de muy alto nivel, están coludidos a cambio de fuertes sumas de cuotas, unos y otros. Al banco HSBC por ejemplo no tiene mucho se le acaba de exhibir como uno de los bancos que lavaban, o lavan, dinero de procedencia sospechosa. HSBC pagó una multa, pidió disculpas y dijo que ya no lo vuelve a hacer.

De manera que vamos para largo, independientemente de que ese hospedaje, restaurante, tienda de ropa, o centro comercial donde usted se meta hoy con su familia, puede ser con muy altas probabilidades, una construcción cuyos ladrillos y paredes base, estén tintos de sangre.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*