Ultimas Noticias

Ejecutan a líder de coheteros por no pagar derecho de piso

Integrantes de un grupo criminal se presentaron en los puestos expendedores de cohetes localizados en la parte posterior del Centro de Convenciones de Coatzacoalcos y acribillaron a “El Chelino”, frente a su esposa e hijas.

Redacción/CRITERIO UNIVERSAL

El lugar de la ejecución.

La noche de este lunes 30 de diciembre, en vísperas de fin de año, en el área destinada para la venta de cohetes, ubicada en la parte posterior del Centro de Convenciones, fue ejecutado a tiros  un vendedor de pirotecnia, cuyo cuerpo quedó frente a su local, marcado con el número 10, denominado “Jenny La Güera y Chelino”.

Este ataque armado se dio en medio del tumulto de personas, tanto de niños como adultos que se encontraban en los diversos puestos comprando cohetes, cuando repentinamente se escucharon las detonaciones, un acto verdaderamente lamentable, crítico para la seguridad de quienes llegan a realizar sus compras  y de alto riego por lo que representan los explosivos que ahí se expenden.

“El Chelino”, que fue ejecutado.

Quien fue ultimado, fue identificado como  Rosalino Pérez Ordaz, de 53 años de edad, quien era ampliamente conocido como “El Chelino”, un vendedor de cohetes de antaño y líder de esa agrupación de comerciantes, quien fue ejecutado frente a su esposa y sus hijas, presuntamente por negarse a pagar el cobro de cuota a por lo menos dos grupos criminales, quienes desde días antes comenzaron a asediar a estos vendedores.

Ante esta situación, hoy lunes, alrededor de las 19:00 horas, momentos después de que cayó la noche, sujetos desconocidos llegaron hasta esa zona de venta de cohetes y sin importar la presencia de hombres, mujeres y niños que en ese momento realizaban sus compras, los sicarios se dirigieron directamente hacia el puesto de este líder vendedor y le dispararon en varias ocasiones.

Rosalino Pérez Ordaz, recibió varios impactos de balas, quedó tirado frente a su local, donde momentos después fue examinado por paramédicos de la Cruz Roja, pero determinaron que ya no tenía signos vitales, mientras que los agresores se dieron a la fuga en un vehículo  color rojo, tomando rumbo hacia la colonia Santa Rosa y escaparon sin problemas debido a la ausencia de la policía, que como siempre suele ocurrir, llega mucho después de cometido un hecho delictivo, solo para acordonar el lugar y arremeter contra la prensa.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*