Ultimas Noticias

Chuleta de Iguana: LUIS CHÁVEZ “CUELGA LA PLUMA”

 

Por: Luis A. CHÁVEZ FÓCIL

 

iguanitaFormalmente incursionó en el periodismo local en el Semanario Gráfico, de Javier Zea Salas; de ahí, en casi todos los medios impresos de comunicación como Sotavento, Contacto, El Liberal, Diario del Istmo y muchos más. Nunca trabajó sociales, deportes o la sección policíaca sino artículos de opinión cargados de sarcasmo, humor negro y ácido, algo de tiras cómicas como La Hormiga Enemiga, reportajes y Cultura, todo en un estilo poco trabajado en el sureste. Ese quehacer le hizo lentamente, pero con seguridad muy firme a fecha de hoy, adueñarse de un sitio que no se le discute porque, al menos, no hay otro estilo parecido y sus lectores, que son muchos, lo saben. Luis A. Chávez (la A es de Alberto) jamás utilizó el seudónimo; anda a pie y renta casa porque no ha vendido su pluma. Vive de una exigua pensión del Seguro Social e imparte clases esporádicas de Teatro o Talleres de escritura donde, también, la maldición que le persigue, hace que le paguen la mitad del curso, le retrasen, le abonen un poquito o, de a tiro, no le paguen el costo.

Con sus “amigos” comunicadores pasa igual: a raíz de su escritura que se remite a más de 30 años en el sureste –ha ganado premios de Literatura, internacionales incluso- pero sobre todo ante la lectura de sus textos demoledores cargados de bastante subtexto, es común que, “como cuates” le digan “échame la mano, mándame unas colaboraciones” y, Chávez, lo hace. Lo hace porque le gusta y al respecto, dice: “Si cada uno de esos…amigos a los que mando colaboraciones continuas, me ayudaran con la muy modesta cantidad de quinientos pesos al mes, yo tuviera mínimo tres mil pesos, es decir son seis los que me han solicitado “les apoye” mandándoles mis trabajos, pero la verdad, no es justo, ya me cansé, no lo haré más y esto lo interpreto de varias maneras: no hay dinero para nadie o si lo hay y esos mis amigos reciben algo, nunca se acuerdan de mí; sólo continuaré con unos dos que de vez en cuando y eso porque yo les recuerdo me auxilien, sí lo hacen, con poco pero lo hacen; me retiro definitivamente de las colaboraciones gratuitas, tengo deudas y no quiero continuar así, regalando mi trabajo; me voy y lo lamento”.

Serán los lectores que, probablemente, lamenten más la ausencia del estilo de Luis Chávez quien, dijo, sólo seguirá escribiendo y publicando sus artículos en Facebook.

 

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*