Ultimas Noticias

CHULETA DE IGUANA: HACER UN MÁRTIR

 

Por Luis A. CHÁVEZ

 

Chuleta de Iguana.

Chuleta de Iguana.

Alguien dijo que los genios nacen del caos o, del caos, pueden conformarse más, situaciones para bien o para mal es decir, si hay tranquilidad, paz, todo transcurre con normalidad y equidad pero si se trastoca ese estatus, por las causas que sean, surge el conflicto y de ahí las acciones a tomar. Albert Camus, el filósofo francés nacido en Argelia tiene entre sus muchas obras Los Justos donde trata del atentado a un príncipe y, al detener al autor de ese atentado las autoridades entran en un enorme dilema pues, si lo matan, lo hacen automáticamente un mártir. Algo parecido pasó con Ernesto Guevara que, al asesinarlo –error de visión- en la Cañada de El Yuro, en Bolivia, de inmediato lo convirtieron en ícono, símbolo, pendón, bandera, leyenda viva que, hasta el día de hoy y para largo, continúa vigente.

 

Gandhi es un mártir al igual que Malcom X y tantos más; ya no se diga de los que tiene la iglesia católica. Un mártir es ofrenda viva, discurso que se escucha, voz que prosigue. El mártir trasciende su persona, su cuerpo, su carne, y la valía de su memoria es lo que trasciende y cuenta, de ahí la suma importancia de ellos.

 

Cualquier movimiento social, llámese magisterial o no, donde las masas toman parte caminan entre un agudo filo al no planificar sus acciones que pueden ser comparables en parte a una guerrilla y, la guerrilla, tiene táctica de acción. Pero no lo saben, ignoran que al engendrar violencia caen en la trampa que se vuelve contra su movimiento al hacer precisamente mártires.

 

El movimiento magisterial, fuera del alcance de sus solicitudes no tiene logística de acción; no hay calidad de vigilancia y acreditaciones personales por equipos para no permitir que el estado o quien corresponda cuele en sus filas a los que bien pueden echar a perder su inconformidad. Desconoce ese cuadro de organización ausente las tácticas y planeamientos de acciones, violentas o no, donde la prioridad es no hacer mártires por la sencilla razón que se les revertirá su esfuerzo; la Historia está ahí, señera, calificada para insistir en su cátedra que pocos quieren entender independientemente, ya se dijo, que en el núcleo de lucha, hay individuos que nada tienen que hacer para bien del movimiento.

 

Así, los bonos de Yunes Linares, por ejemplo, gracias al movimiento magisterial y su violencia, han subido bastante.

 

 

 

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*