Ultimas Noticias

BACHES

Por Luis A. Chávez

Bache. Nombre masculino. Pequeño desnivel en el suelo o en el pavimento, producido por la pérdida o hundimiento de la capa superficial: “circula por zonas con baches; la suspensión absorbe los baches producidos por la desigualdad del terreno”. Disminución o interrupción pasajera en el progreso o desarrollo de algo, especialmente de una actividad: “durante los últimos ocho años las estaciones invernales han atravesado un notable bache económico”. Google.

 

DE SU FISIOLOGÍA

Pueden ser cacarizos, sobre cemento o terracería, redondos, aunque no del todo y mayormente están llenos de agua o lodo. Se Sabe de baches tan antiguos que tienen incluso pochitoques en su interior.

SU DURACIÓN

La duración de un bache, su presencia, depende de varios factores que pueden ir de la indolencia al pretexto de que Duarte se llevó todo el dinero. Pero duran meses e incluso años.

USOS Y COSTUMBRES

Por el lado amable, un bache puede ser utilizado como tour y, foliados y seleccionados por tamaños cual cráteres lunares, clasificarlos como: “El más viejo”, “El más joven”, “El más grande”, etcétera y, cerca del bache, vender antojitos (una idea plus sería: “Tortas tipo Bache”, de cochinita o, “Tómese un refresco marca Bache, bien frío, “Cerveza Bache”, etcétera) El bache, nos guste o no, se ha ido integrando poco a poco al folclor local, regional estatal y no puede negarse que los baches funcionan como topes.

VISIÓN Y FUTURO DEL BACHE

Organizar concursos de poemas al Bache; llevar niños de las escuelas a que dibujen un bache previo desvío del tráfico; Concurso La Cumbia del Bache; una película, o varias, que traten del sentido filosófico e incluso la psicología del bache (imaginar a Salma Hayeck como protagonista, que se caiga en un bache y George Clooney la salva).

RETOS

“Un bache Porno”, ¿qué tal? Revista El Bache. Manual: Cómo evadir y tolerar un bache. Ensayo: Nosotros sí los tenemos, los Holandeses no. ¿Son peligrosos los baches? Mito y Realidad del bache. Baches que son Leyenda, etcétera.

 

Los baches están ahí (y seguirán) Sólo falta iniciativa.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*