Ultimas Noticias

Asuntos Públicos: Une el gabinete a diputados locales, pero en contra

Eduardo Coronel Chiu

Le enviaron un mensaje los diputados locales al gobernador, para que los atiendan sus colaboradores. Fuera de la orden del día y al parecer sin previo acuerdo, ayer en su sesión ordinaria, diputados locales de todos los partidos, incluidos los de Morena, coincidieron en la crítica a funcionarios de primer nivel del Poder Ejecutivo. No les toman ni las llamadas.
El diputado de Morena, José Magdaleno Rosales, arrancó el torneo de inconformidad contra los secretarios de despacho, al señalar los desplantes y omisiones de atención del secretario de Desarrollo Agropecuario, Eduardo Cadena Cerón, a quien urgió publique un reglamento para apoyar a los productores de piloncillo. Refirió desde la tribuna los varios plantones a las citas y las negativas a conceder audiencias. La diputada del Movimiento Ciudadano-PRD, Brenda Kristal Topete, se unió a la tunda al titular de la Sedarpa, a ella tampoco le concede audiencia ni le contesta los mensajes.
También le llovió al secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, se quejaron de su trato la diputada del PVEM, Andrea Yunes, plantada en varias ocasiones por el secretario, pese a que preside la Comisión Permanente de Salud, al igual que el diputado de Movimiento Ciudadano, Alexis García; este además relató un incidente con funcionarios de Sesver a quienes les solicitó la atención de un herido y le recomendaron, si quería ayudarlo, le diera dinero o lo llevara a un hospital privado.
Entre tirarles la puerta y el exhorto
De modo más general, el diputado panista Rodrigo Escalante reiteró la petición de comparecencia de los secretarios responsables de Seguridad y Gobierno, Hugo Gutiérrez Maldonado y Erick Patrocinio Cisneros, para que expliquen el incremento de los índices delictivos. Y hasta la diputada de Morena, Cristina Alarcón, famosa ya porque se le traba la lengua al leer, tuvo que reconocer que los secretarios de despacho no los atienden, no sin echarles pullas a los opositores del PAN que siempre les tiran a los funcionarios sin aportar soluciones. No tomó en cuenta el nivel propositivo de la diputada del PAN, Josefina Gamboa, ella se dijo lista para ir junto con los de Morena a “tumbarle la puerta” a los secretarios de despacho y que los reciban.
Finalmente el debate se matizó en una propuesta de punto de acuerdo de la diputada de MC-PRD, Ivonne Trujillo, para exhortar el gobernador a trabajar coordinadamente con los representantes populares del Poder Legislativo. Si los secretarios de despacho ignoran a los diputados, qué pueden esperar los ciudadanos de a pie.
Con M de Montaje
Pasado el peligro en el que aparentemente estuvo el periodista del Puerto de Veracruz, Marcos Miranda Cogco, Marmiko, la peliculesca historia de su plagio y rápida liberación no convenció a muchos.
Después de la primicia de su rescate que difundió el gobernador Cuitláhuac García la madrugada de ayer vía Twitter, sin dar detalles, vinieron las versiones de la presunta víctima, muy activo desde temprana hora en la comunicación directa en redes sociales y concediendo entrevistas, así como el escueto comunicado de seguridad pública.
Conocida la escena inicial del plagio –en las inmediaciones de su domicilio, la mañana del miércoles varios vehículos lo interceptan y hombres armados se lo llevan–, no se ve muy verosímil la acción de rescate y saltan dudas sobre lo que ocurrió en el periodo del supuesto cautiverio, tampoco queda claro el motivo de la privación de su libertad ni la identidad del grupo delincuencial.
Dicen que en la madrugada de ayer, el comunicador era trasladado por tres personas en un vehículo compacto que se dirigió a un camino de terracería en el tramo de Santa Fe al Kilometro 13.5, y que dicho vehículo se le hizo sospechoso a una patrulla de la policía estatal, por lo que le marcaron el alto; en ese momento los delincuentes comenzaron a disparar a la policía y estos repelen la agresión, hasta que los atacantes logran huir a pie entre los matorrales, al revisar el vehículo, la policía estatal encontró a Marmiko sobre el asiento trasero atado de manos, proceden a liberarlo y notificar la buena nueva.
Nunca hubo contacto de los plagiarios con nadie para solicitar algún rescate; el propio Marmiko cuenta que le dijeron que el levantón era “por andar de chismoso”, pero también que “ya lo habían perdonado” o que “hubo una confusión”. No se conoce el lugar a donde lo llevaron tras la captura, un sitio climatizado que describe, climatizado en el que asegura lo tuvieron desnudo y le tomaron fotografías.
No presenta lesiones visibles, aunque lleva un collarín que se quita con facilidad, sin muestras de dolor, para hablar mejor frente a la cámara; dice que uno de sus captores le golpeaba la cabeza cuando iba al baño (un zape). No hay detenidos, pero reportan tres armas de fuego encontradas en el vehículo que abandonaron los delincuentes.
Una vez rescatado, Marmiko acude al C-4 en Veracruz a dar la gracias al secretario de Seguridad, Hugo Gutiérrez Maldonado, y desde ahí lo comunican con el gobernador Cuitláhuac García, a quien también agradece su rescate. Final feliz.
Lo bueno es que Marcos Miranda no está en peligro. ¿Qué pasó en realidad en las 17 horas que duró la historia? Quedan los cabos sueltos, defectos de guión, falta de congruencia en los relatos, algo que no encaja. ¿Acudió Hugo Pistolas a la Escuela de Montaje y Efectos Especiales García Luna? ¿Marmiko es un personaje del reparto? ¿Quiénes fueron los actores del papel de malosos? ¿Atraparán a los responsables, si los hubo?
A ver qué sale en la investigación.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*